• martacodeseda

El mito de la media naranja

Actualizado: 28 de nov de 2019



Desde la más tierna infancia, nos enseñan que hay una persona en el mundo para cada cual, que llegará un día montado en un caballo blanco y te completará. Es tu media naranja.


Con mucha frecuencia, como por suerte o por desgracia no vivimos dentro de una película de Disney, esa persona idílica destinada a llenar nuestro vacío interior no aparece. El tiempo pasa y nos frustramos porque nadie es capaz de llegar a nuestro alto nivel de expectativas. Y es que, piénsalo, ¡vaya responsabilidad tiene esa persona! No sólo tiene que encajar contigo en todos los aspectos, amarte y respetarte hasta que la muerte os separe, es que además tiene que completarte. Llenar tus carencias y tus vacíos.


Y es que, en realidad, esa responsabilidad no le corresponde a otra persona. En realidad, esto de la media naranja no es más que un mito. ¡Y menos mal!


Y entonces, ¿quién va a llenarme ese vacío que tengo? ¿Quién va a completarme?


Pues lo harás por tu cuenta. Lo harás el día en que te levantes y descubras que eres una naranja completa. Perfecta, con tus imperfecciones. Entera y completa, totalmente única y maravillosamente llena.


A partir de ese día, dejarás de buscar que otra persona llene tus carencias, y empezarás a buscar cómo llenarlas por tu cuenta. Entenderás que, antes de buscar que otros te quieran, debes quererte tú. Y, por favor, no veas esto como un cliché. Es simplemente que los demás te querrán bien, porque tú no permitirás que te quieran de otra manera. Aprenderás dónde están tus límites, y a ser fiel a ti mismx. Harás por fin lo que quieras, y lo disfrutarás como nunca lo hiciste antes. No pedirás perdón ni permiso por tus decisiones, siempre que actúes con respeto a los demás y a tus propios valores.


Y sólo en ese momento, te darás cuenta del verdadero significado de esa fórmula secreta. 1+1=3. Somos tú, yo y el nosotros. Ambos completos, cada uno en sí mismo, y complementados.



Calle Santa Hortensia, 15, Local M. 28002 Madrid

© 2019 - Alhama Psicólogos. Todos los derechos reservados.